top of page

La fantasía Candelaria llega a la Medellín de los años 50

Por: Sofía Carvalho Dir. creativa Merlín Producciones y guionista La Sociedad de la Cumbia


Las tendencias son un eterno retorno, el pasado nos visita cíclicamente para volverse presente, transformarse, adaptarse, pasar y volverse, de nuevo, pasado. La mirada al pasado es siempre un buen ejercicio, de memoria, de reflexión y más aún es un insumo muy poderoso para crear.

A Puerto Candelaria nos llegó una palabra que en su hermosura y significado trazó el camino de una nueva creación: nostalgia.

Nostalgia por aquello vivido y aquello que sin vivirlo (por imposibilidad temporal) sentimos propio. Es así como visitamos la Medellín, la Colombia y el Caribe de los años 50 del siglo pasado, para explorar esa llamada época dorada de la música y con sus retazos conformar La Sociedad de la Cumbia ¿qué es? se los contaremos al final, por ahora queremos darles pistas de lo que nos encontramos en este viaje.


La segunda mitad del siglo XX comenzaba con una Medellín en vertiginoso progreso y crecimiento, ya no era una villa rural, más bien estaba consolidada como la ciudad industrial del país al ser sede de grandes fábricas de textiles, cemento, cerveza, tabaco y confecciones. Fue la época en que se fortaleció mucho el amor y respeto por la industria nacional, aún si sus modelos o creatividad dependieran de imitar o tratar de emular lo que pasaba en el extranjero.


El progreso se veía representado en amplias avenidas, crecimiento de las construcciones que aún hoy son icónicas y el desarrollo de una industria de la moda, impulsada por la vocación textilera que trajo incluso a la firma Dior a un desfile de su colección “H” de medias en 1954. Esto además fortalecido con la publicidad que hizo cotidianos roles nuevos como fotógrafos y modelos.


Otra industria creciente en la ciudad era la discográfica. Medellín, más que tierra de creadores, era el lugar de la producción y la gestión de las carreras de artistas que venían de todas partes del país. En Discos Fuentes grababan su éxitos personajes del caribe como Lucho Bermúdez, y desde aquí se gestaban sus giras. Vivir aquí era estar en la pepa del asunto y al estar radicados aquí, la ciudad contó con el privilegio de tenerlos en vivo con sus big band en los clubes sociales como el Medellín, el Unión o los salones del Hotel Nutibara.



Mucho de nuestro imaginario fantasioso de la elegancia del Caribe, se alimenta de estas imágenes, que vivieron nuestros padres o abuelos y es a esta década a la que viajaremos, este es el momento que queremos revivir junto al público y, por qué no, invitándole a que haga parte asistiendo a la obra vestido de la época. Estas curiosidades son las que ponemos en escena con el musical “La Sociedad de la Cumbia”, una historia de amor a través de canciones.






Un musical que nos llevará a un viaje de nostalgia por los años 50 de Medellín y narrará el vertiginoso romance de Pepe y Margarita mientras disfrutamos de icónicas cumbias orquestadas con Puerto Candelaria (Ganador del Latin Grammy en 2019 a Mejor Álbum Cumbia)en formato big band, bajo la dirección de Juancho Valencia. Tolú, Salsipuedes, Momposina, Yo Me Llamo Cumbia, ¿te dicen algo esas canciones?, ¿las quieres escuchar y bailar? Únete a La Sociedad de la Cumbia.


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page